NEMIAN DANZA ESCÉNICA


NEMIAN DANZA ESCÉNICA:
TEMPORADA “TRES DE TRES”
Por Lena Díaz Ortiz
Fotografías: Gerardo Castillo y Gabriel Ramos | ISÓPTICA

Si bien la danza como actividad humana nace en y desde el cuerpo, en el caso de la danza escénica contemporánea son innumerables los motivos que pueden estimular la creatividad de un coreógrafo. Una imagen, una palabra, un recuerdo o un sonido pueden ser el desencadenante de todo un acontecer en el tiempo y el espacio, que se habitan y transforman por uno o más cuerpos en movimiento..

Forma, color, textura, elementos inherentes a las artes plásticas, encuentran una vívida tridimensionalidad y dinamismo cuando la mirada de la danza se apropia y construye desde ellos. Es quizás este el caso de la Compañía Nemian Danza Escénica que, bajo la dirección de la coreógrafa y bailarina Isabel Beteta, se ha distinguido por construir una propuesta de danza tejida desde el lenguaje de la danza y desde la imagen y el objeto.

A pocos meses de celebrar sus primeros 25 años de trayectoria, esta compañía autonombrada de “danza escénica” se ha mantenido alejada de las tendencias “narrativas”, “conceptuales” o “minimalistas” de la danza actual, cuya presencia crece en las carteleras, siguiendo fiel a sus principios de tener "una propuesta estética propia basada en la creación de imágenes poéticas" partiendo de la plasticidad del cuerpo en movimiento y del trabajo con materiales diversos -como han sido telas, abanicos, papel, arena, entre otros-, mismos que, en algunas ocasiones, han adquirido un valor más allá del simbólico al regir el discurso corporal y coreográfico.

Este año, Nemian emprendió un nuevo reto y diseñó para este mes de junio una temporada inusual de presentaciones titulada “Tres de tres” que ha consistido en tres semanas contínuas de funciones, con programas distintos, y el estreno de tres obras.

“In Mikiliztli” de Rosario Verea y “De Madera” e “Historia de historias” de Isabel Beteta son las nuevas producciones de la compañía que junto con las piezas de repertorio “Celulares” y “El verbo ser” de Isabel Beteta, conforman una breve muestra de la visión y propuesta artística de esta agrupación que llega a emocionar por recordarnos, con una cierta “inocencia”, la naturaleza plástica de la danza y su poder para “hablar” y cautivar al espectador desde el cuerpo humano y su capacidad de transformación.

“Tres de tres” concluirá el próximo fin de semana, con funciones del 16 al 18 de junio en el foro del Centro Cultural “Los Talleres”. Si aún no conoces el trabajo de esta compañía mexicana esta es una excelente oportunidad para acercarte a otra manera de hacer y decir danza.  

Y, sí, por la compleja y digna diversidad de la danza nacional, habrá que celebrar en 2018 los cinco lustros de Nemian… los cinco lustros de historias en la danza.

(Junio 13, 2017)