MIGUEL ÁNGEL PALMEROS

Los Momentos Corpóreos de Miguel Ángel Palmeros
Por Lena Díaz Ortiz 
Fotografías: cortesía de la Compañía


“Robable” y “memorable” quizás sean dos de los varios adjetivos con los cuales se podría intentar una aproximación descriptiva a uno de los precursores del movimiento dancístico de los años setentas y ochentas en nuestro país; una personalidad emblemática del arte mexicano que ha transitado por más de cinco décadas en la historia de la danza ‘haciendo danza’: Miguel Ángel Palmeros.  

Bailarín destacado que dió ‘cuerpo y vida’ a varias de las más importantes obras  de tres grandes creadores que definieron por muchos años ‘el color y camino’ de la danza moderna mexicana: Guillermina Bravo, Raúl Flores Canelo y Michel Descombey, en quienes no solo encontró escuela y ‘refugio’ sino también espejo desde el cual distinguirse entre las diferentes voces y visiones en torno al arte, a la vida y a la danza.

Por sus múltiples cualidades, técnicas e  interpretativas ‘Palmeros’ -como se le llama con afecto-, tuvo oportunidad de trabajar también con coreógrafos extranjeros como Job Sanders, John Fealy, Ana Sokolow, David Wood y Alvin Ailey, que influyeron en su universo estético y enriquecieron su experiencia y conocimiento en técnicas modernas y contemporáneas de danza que, aunadas a sus propias inquietudes y búsquedas formales, contribuyeron a que desarrollara su propia técnica de entrenamiento, misma que para muchos es ‘casi un misterio’ pero que se ha podido conocer (nuevamente) a través de cursos que ha impartido en años recientes, en festivales de danza, escuelas o academias, para estudiantes, maestros y/o profesionales.  

Miguel Ángel Palmeros es un hombre de pocas palabras e innumerables anécdotas; entrevistarlo es un leitmotiv de frases breves, casi evasivas, que ahondan la curiosidad por conocerle y escucharle. Platicar con él, por otro lado, es una experiencia que entusiasma, que inquieta, que ilumina. De memoria prodigiosa, Palmeros ha sido ‘ajonjolí de varios moles’ y a través de la charla relajada, lejos del rigor de la academia, las palabras, las imágenes, los recuerdos y los símbolos le encuentran y se abren camino en él, tejiendo largos relatos de vida, de pasión por la danza y por la creación.

En 2014 Palmeros celebró cinco décadas de actividad artística; dos años después, en 2016, su compañía Momentos Corpóreos alcanzó sus primeros quince años de vida a lo largo de los cuales ha logrado consolidar una propuesta estética particular y un rico acervo de obra coreográfica. Este año, en el marco de la Temporada Danza x la Libre 2017 que organiza el Centro Cultural “Los Talleres”, la compañía ofrecerá el estreno de una nueva producción: “Wo-Men” de Maribel Michel, cofundadora de la compañía y compañera de vida (‘y de aventuras’) de Miguel Ángel. 

Con esta obra que habla de lo que nos hace únicos y que ‘nos revela como una creación singular, compleja y magnífica’ Miguel Ángel Palmeros regresa al escenario como intérprete después de veinte años de vivir en él, solo desde la coreografía. Regresa quizás, no con el ímpetu y desobediencia ‘de un tigre’, pero sí con la agudeza y versatilidad de un ser que por más de diez lustros ha mirado y vivido la danza desde una de sus más ricas aristas: la de la creación. Habrá que atestiguar esta especie de resurrección y conocer en escena la transmutación de este ‘hombre de escena’... legado vivo de nuestro linaje danzario.


****